martes, 23 de febrero de 2016

Sesenta

Cada persona es un nuevo universo contenido, un jarrón a revisar si nos es permitido. Da cada quien las claves para ser leído o descifrado. De vez en cuando tenemos la oportunidad de estar rodeados y a libertad observar. No es sencillo explorar el universo, siempre tenemos miedo a navegar en el propio o a que alguien más lo haga. Podemos colocar agujeros negros para delimitar lo infinito.