lunes, 19 de marzo de 2012

Cuarenta y cuatro

Apagado el celular, muerto su esposo y con una lista de mujeres que deseaba matar, que quería fuera del mapa. Lo quería vivo, para saberlo sufriendo a su lado. No sabía que su esposo viaja por el mundo con propósitos más allá de su trabajo. No sabía que su esposo fuera tan infeliz con ella, que viviera tan oprimido, aunque tal vez no era nada de eso, tal vez si era feliz, pero de otra forma, de alguna forma que ella no podía ver, ni quería tener cerca.

No hay comentarios: