viernes, 15 de abril de 2011

Veinticuatro

Rodolfo estaba seguro que lo que deseaba Vera era ser una ballena, largarse a mar abierto y no saber nada más de nadie. Muchas veces, cuando se encontraban, él estaba seguro de que a Vera se le olvidaba que las personas no eran ballenas. Que olvidaba todo lo que decía su teoría, o que simplemente ella misma era el ejemplo de que su teoría era cierta. 

sábado, 9 de abril de 2011

Veintitrés

Esa noche se odiaba, hablaba mal de ella con sí misma. Escribía notas de suicidio en donde pedía perdón a muchas personas y explicaba a cada una el por qué, luego las rompia y seguí llorando  volvía a pensar en otras ciudades, se sentía estúpida al pensar que había escrito notas pidiendo disculpas, se recriminaba cada una. Lloraba y se reía sola después de esa imagen patética de ella misma llorando por pedir disculpas y recriminárselo.